EL CONTENDOR POR LA FE

Dedicatoria:



A la Revista Evangélica homónima que se publicó entre los años 1924 al1993. A sus Directores y Redactores a quienes no conocí personalmente, pero de quienes tomé las banderas, para tratar de seguir con humildad el camino de servir a Dios trazado en la revista durante casi 70 años.



jueves, 18 de diciembre de 2014

TIEMPO DE ADVENIMIENTO


Por El Contendor

 

 

Isaías 7:14  Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

 

Isaías 9:6  Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Isaías 9:7  Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

 

Lucas 1:26  Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,

Luc 1:27  a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María.(E)

Luc 1:28  Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres.

Luc 1:29  Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta.

Luc 1:30  Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.

Luc 1:31  Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS.(F)

Luc 1:32  Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre;

Luc 1:33  y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lucas 2:4  Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David;

Luc 2:5  para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta.

Luc 2:6  Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.

Luc 2:7  Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.
 
 
 

 Luc 2:8  Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño.

Luc 2:9  Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor.

Luc 2:10  Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:

Luc 2:11  que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.  

Luc 2:12  Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.

Luc 2:13  Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:

Luc 2:14  ¡Gloria a Dios en las alturas,

 Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

Luc 2:15  Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado.

Luc 2:16  Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.

Luc 2:17  Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño.

Luc 2:18  Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían.

Luc 2:19  Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

Luc 2:20  Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho.

 

                               ------------------------O------------------

Recordemos con gozo, glorificando y alabando a Dios aquel tiempo de advenimiento de nuestro amado Salvador, teniendo en estos tiempos actuales, más firme que nunca la esperanza de su retorno para subir a su encuentro. ¡¡MARANATHA!!

 

Apocalipsis 22:20  El que da testimonio de estas cosas dice: “Ciertamente vengo en breve.” Amén; sí, ven, Señor Jesús.
( 22:21)  La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.

sábado, 13 de diciembre de 2014

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO (La falsa iglesia)


Por El Contendor

 

Cuando el 21-11-2014 publiqué en este mismo blog bajo el encabezado “Formas de predicar un mismo evangelio” me quedaron algunos temas pendientes que me parece conveniente abordar ahora, porque no quiero que se interpreten mal aquéllos versículos de  Filipenses 1:18  ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún.

Supongo que habrá quedado suficientemente aclarado de que no se trata de que Cristo sea anunciado mediante “cualquier evangelio”  como, por ejemplo: Evangelio de la Prosperidad, Confesión Positiva, Sanidad Interior, Psicología Cristiana, Doble Unción etc. etc. porque los mencionados entran en la categoría de “evangelios diferentes” como nos advirtió Pablo:

Gál 1:6  Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.

Gál 1:7  No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo.

Gál 1:8  Mas si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea ANATEMA.

Los visitantes habituales de este blog, habrán visto repetir hasta el cansancio Gálatas 1:6-9

Pero no dejaré de hacerlo, porque el mismo peligro, la misma trampa de la apostasía que se había instalado en la época del Apóstol, es la que se ha extendido por todo el planeta en la actualidad, pero aumentada con una “genial” perversidad.

La llamo “genial” perversidad porque es la perversidad que proviene del genio de Satanás. Es el genio perverso del Adversario, que sabe que le queda poco tiempo para acrecentar su rebaño de cabritos (Mateo 25:31-46) porque la venida del Señor por los suyos es inminente.

Satanás está desplegando ahora su mejor y más poderosa arma: el engaño, la mentira, su astucia. Desde el huerto del Edén, hasta hoy mismo le ha dado excelentes resultados: en el principio le permitió adueñarse del mundo despojando a Adán, quien creyó en el engaño y desobedeció a Dios.

En la época actual, Satanás y sus demonios, entrenan en el engaño y la mentira a millones de falsos maestros (lobos rapaces) que, bajo la apariencia de “santos siervos de Dios” plantan y fundan falsas iglesias donde acuden a aliviar sus oídos los miles de aquéllos que tienen “comezón de oír” (2Timoteo 4:3-4).

Considero oportuno desmenuzar y analizar los versículos que acabo de citar, y lo haremos transcribiendo el comentario  que sobre ellos nos dejaron Jamieson – Fausset - Brown

 

2Ti 4:3  Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,

2Ti 4:4  y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

 

La variedad [de doctrinas] deleita a los oídos que tienen comezón.

“El que desprecia la sana enseñanza, deja a los maestros sanos; buscan instructores parecidos a ellos mismos.”  

Es la corrupción del pueblo en la primera instancia la que crea los embustes en el sacerdotalismo (Exodo_32:1).

El pueblo busca para sí maestros que satisfagan sus gustos; “pópulus vult decipi; et decipiatur”—el pueblo quiere ser engañado, de modo que sean engañados. “Tal el sacerdote, tal el pueblo.” (1Reyes_12:31; Oseas_4:9).

 Comezón: el agrado de oír a maestros que les proporcionan mero placer (Hechos_17:19-21), y que no ofenden con verdades que rechinan en el oído. Tales maestros, como si fuera, halagan con placer la liviandad de la multitud [Cicerón], que viene al teatro a oír lo que deleitará a sus oídos, no para aprender [Séneca, Epístolas, 10:8] lo que les hará bien.

“La comezón en los oídos es tan funesta como en cualquier otra parte del cuerpo, y tal vez peor.”

 El oído no tolera lo que se oponga a las concupiscencias del hombre.

 Apartarán: “Pondrán a un lado”. (1Timoteo_1:6). Es una justa retribución el que, cuando los hombres se apartan de la verdad, se volviesen a las fábulas (Jeremías_2:19). fábulas—(1Timoteo_1:4).

 

CITAS:

Éxodo 32:1 -  Viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte, se acercaron entonces a Aarón, y le dijeron: Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido

 

1Reyes 12:31 -  Hizo también casas sobre los lugares altos, e hizo sacerdotes de entre el pueblo, que no eran de los hijos de Leví.

 

Oseas 4:9 - Y será el pueblo como el sacerdote; le castigaré por su conducta, y le pagaré conforme a sus obras.

 

Hechos 17:19-21 -  Y tomándole, le trajeron al Areópago, diciendo: ¿Podremos saber qué es esta nueva enseñanza de que hablas?

  Pues traes a nuestros oídos cosas extrañas. Queremos, pues, saber qué quiere decir esto. (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.)

 

1Timoteo 1:6 -  de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería,

 

Jeremías 2:19 - Tu maldad te castigará, y tus rebeldías te condenarán; sabe, pues, y ve cuán malo y amargo es el haber dejado tú a Jehová tu Dios, y faltar mi temor en ti, dice el Señor, Jehová de los ejércitos.

 

1Timoteo 1:4 -  ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora.

 

De todo lo expuesto llegaremos a una conclusión: esos “hombres de dios” (con minúscula), que pastorean las falsas iglesias, saben muy bien que no hay personas más fáciles de engañar que aquéllas que se complacen en ser engañadas. Pero, ¡cuidado! : los engañados son tan responsables de su propia condenación como lo son sus propios engañadores: Oseas 4:9.

Hay decenas de miles de iglesias que predican o anuncian a Cristo.  Pero ¿A qué Cristo, o a cuál Cristo?

Porque el mismo Señor Jesucristo lo profetizó:

Mateo 24:23-24  “Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.   Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.”

 

Estos son los “Cristos” que se predican en las falsas iglesias como: CENTRO DE FE (Aquiles Azar – Rep. Dominicana) – iglesia REY DE REYES (Claudio Freidzon – Argentina) – iglesia PRESENCIA DE DIOS (Bernardo Stamateas – Argentina) – iglesia MISIÓN CRISTIANA MENSAJE DE SALVACIÓN, otra:CRISTO PARA TODOS, otra: IGLESIA DEL PUENTE (Carlos Anacondia & Pedro Sebastián Ibarra y otros asociados – Argentina) – iglesia MISIÓN CARISMÁTICA INTERNACIONAL (César Castellanos – Bogotá Colombia) – iglesia CRISTIANA EVANGÉLICA SAMARÍA (José García & Benny Hinn – Barcelona – España)

 iglesia CASA DE DIOS (Carlos “Cash” Luna – Guatemala)- IGLESIA INTERNACIONAL EVANGELIO CUADRANGULAR (Serafín Contreras Galeano en Bs. As.)

Estas son apenas unas pocas de las muchísimas iglesias donde se predican los falsos “Cristos” de un evangelio  “a medida” del consumidor.

Estas iglesias están sembradas por todo el mundo. Son como las trampas para zorros: una vez, pones el pie en ellas y luego es muy difícil que te sueltes.

Las que he puesto más arriba, como ejemplos, en todas ellas se predica un “Cristo”, pero ¡CUIDADO! Es un Cristo puesto como fachada, pero no es el verdadero Cristo puesto en la Iglesia como PIEDRA ANGULAR, es decir como cimiento a partir del cual se fundamenta toda la doctrina.

El encabezado de este escrito dice: “NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO”. Y esto tiene su razón pues en la mayoría o todas estas falsas iglesias brillan  como el oro hermosas doctrinas de apariencia cristiana. Pero investigando y analizando en profundidad esas doctrinas, en algún lugar aparece la HEREJÍA, el evangelio adulterado, ese que el Apóstol Pablo llamó el “evangelio diferente”.

 

Podemos establecer algunos criterios para detectar estas falsas iglesias:

1)  Analizar en profundidad las enseñanzas a la luz de las Escrituras, como hacían los cristianos de Berea.

2)  Recorrer hacia atrás en el tiempo la historia de la congregación hasta determinar quién fue su fundador.

3)  Conseguir varias versiones de su biografía y compararlas con la biografía “Oficial” es decir, la que publica la iglesia. Esto nos ayudará a reconocer si el fundador fue un hombre de Dios  o una persona no idónea.

4)  Si se planta una mala semilla no se puede pretender que el árbol que brote de ella  dé buenos frutos

5)  Toda las iglesias del movimiento pentecostal tienen desviaciones de la Sana Doctrina en mayor o menor grado; en especial,  las neo-pentecostales rayan en la brujería.

 

En estas últimas, sus cultos son tan burdos (“risa santa” , caídas hacia atrás, revolcones en el piso, parloteo en lenguas indescifrables, desorden, griteríos, etc etc.) que se delatan a sí mismos como iglesias que no son de Jesucristo.

 

Pero voy a volver a advertir sobre una iglesia que ha cautivado a mucha gente. Es una iglesia de “mucho brillo”, pero lejos está de ser del oro que aparenta: Los ministerios RENUEVOS DE PLENITUD (Iglesia del evangelio cuadrangular). Bajo el “pastorado” de Serafín Contreras, ha captado mucha gente que ha caído en su trampa.

En la publicación de El Contendor del 18 de mayo de 2013 bajo el título de:  “Dios me dijo…”
Encontrará el lector abundante material y justificación para esta advertencia “No todo lo que brilla es oro”

miércoles, 26 de noviembre de 2014

LA CORRUPCIÓN = “HIZO LO MALO ANTE LOS OJOS DE JEHOVÁ”


Por El Contendor

 

Si vamos a hablar de algo, primeramente debemos definirlo correctamente:

Según la R.A.E. en su diccionario define:

 

CORRUPCIÓN

4. f. Der. En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.

 

Este espacio de internet no está destinado, precisamente, a debatir, informar o anunciar temas relacionados con la actividad política de un país.

Pero, cierto es que, siendo la actividad política algo que incumbe al hombre o a la mujer, cualquier ser humano, crea o no crea que exista un Dios, deberá rendirle cuenta a Él por todos sus actos buenos o perversos.

En consecuencia, en esta página de hoy de El Contendor, estará destinada a advertir, o más que nada a concientizar, a los gobernantes sobre las consecuencias eternas que les acarrearán sus actos realizados como funcionarios públicos en perjuicio del país que están gobernando.

No solamente el haber impulsado y aprobado   leyes aberrantes como las del matrimonio homosexual, la de identidad de género, la del aborto, etc. que se desvían y contradicen las leyes de Dios, sino también la CORRUPCIÓN que se extiende como una lepra a todos los niveles del gobierno, todos estos hechos son pecados gravísimos por los que tendrán que comparecer ante el tribunal de Cristo desde el gobernante más encumbrado hasta el más pequeño burócrata que se haya beneficiado indebidamente en perjuicio de sus gobernados.

Para corroborar lo de las leyes aberrantes, por una noticia reciente, me he enterado que una diputada del partido del gobierno, presentó un proyecto de ley para pagarle un subsidio de $8000,-  a los TRAVESTIDOS. Esta suma de dinero es el equivalente al salario promedio de un empleado de comercio en la Argentina. ¡Lo que acabo de decir, me exime de todo comentario!

Mi país figura, vergonzosamente, entre los cinco países que tienen los estados más corruptos del mundo. Enormes sumas de dinero que se esquilman de los ciudadanos que cobran un salario, o que obtienen ingresos como profesionales, comerciantes, industriales etc, son canalizadas hacia las arcas de los gobernantes corruptos. Ese dinero, acaparado por la avaricia de estos funcionarios, es el que se les ha negado a los que viven en la pobreza y aún en la indigencia.

Los recursos económicos de un país que se malversan sin el más mínimo escrúpulo lleva al funesto resultado de cientos de miles de familias que agonizan llevados a una vida miserable privados de sustento, viviendas, salud, educación y muchas otras cosas que hacen a la dignidad del ser humano.

Mientras tanto, los funcionarios corruptos, acumulan con avaricia enormes fortunas imposibles de agotar aún para sus tataranietos.

Se comportan como si Dios no existiera, porque si se detuvieran a contemplar las consecuencias de su corrupción, de su avaricia, temblarían de temor imaginando el castigo que el justo Juez hará caer sobre ellos.

Dios, en su soberanía, puede decidir juzgar y condenar a aquéllos impíos cuyos actos merezcan un castigo inmediato.

Tenemos en Sud América dos ejemplos recientes de cómo el castigo divino se anticipa sobre aquellos gobernantes cuyos actos malvados y corruptos han excedido los límites de la paciencia divina. Estos son Hugo Chávez y Néstor Kirchner. Ellos “hicieron lo malo ante los ojos de Jehová” y fueron cortados de esta Tierra.

Aunque los impíos no lo crean los ojos de Jehová no dejan de vigilar los actos de los gobernantes. Por tal motivo encontramos en la Biblia muchas veces las frases “hizo lo malo ante los ojos de Jehová” y también la frase “hizo lo bueno ante los ojos de Jehová”
aplicadas al desempeño de los gobernantes bíblicos (reyes).

Desde los funcionarios más altos hasta los más bajos que gobiernan la Argentina han seguido un proceso de degradación humana que los ha llevado a convertirse en seres malvados, cauterizados de conciencia, que tienen en su corazón un ídolo entronizado: Mammón, el dios de las riquezas y el dinero.

El proceso que produce la transformación es: CODICIA > CORRUPCIÓN > AVARICIA.

La codicia pone en marcha el proceso, la corrupción es el medio para satisfacer a la codicia, y el avaro es el producto final del proceso.

El avaro es un monstruo hambriento de dinero y de riquezas que no tiene ningún escrúpulo en destruir a una nación, si esto conviene al interés de acrecentar su fortuna.

El avaro no tiene medida para acumular, él siempre se esforzará para conseguir más.

En este país tenemos una gran cantidad de avaros en el gobierno, para ellos les invito a leer esta parábola que relató el Señor Jesucristo:

 

Lucas 12:16  También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho.

Luc 12:17  Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos?

Luc 12:18  Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes;

Luc 12:19  y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate.

Luc 12:20  Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?
Luc 12:21  Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios.

viernes, 21 de noviembre de 2014

FORMAS DE PREDICAR UN MISMO EVANGELIO – Parte III


Por El Contendor

 
En este capítulo en el que hemos analizado las formas de predicar un mismo evangelio, presentamos como ejemplo de denuedo, (en el significado más amplio de la palabra), a los Apóstoles Pedro y Pablo.

Pero en esta 3ª parte observaremos que hay otra forma de predicar el mismo evangelio (siempre dentro de la Sana Doctrina) a la que hace referencia Pablo en su carta a los Filipenses:

Flp 1:14  Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor.

Flp 1:15  Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad.(*)

Flp 1:16  Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones;

Flp 1:17  pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio.

Flp 1:18  ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún.

 Dejaremos planteadas estas dos preguntas:

1) ¿Cómo será esto de predicar a Cristo por envidia y contienda? Y 
2)¿Encontramos hoy pastores que prediquen por intereses tan mezquinos?

Antes de intentar responder estas preguntas,  leamos el siguiente comentario bíblico que nos ubicará en el contexto:
Comentario del N.T. de Serafín de  Ausejo:

 
Cuando Pablo escribió la carta a los Filipenses, estaba preso. Habla con frecuencia de sus cadenas y se enfrenta con la posibilidad de ser condenado a muerte.

 
 
En ella se nos abre con una especial intimidad el alma de Pablo, sus anhelos, sus deseos y, sobre todo, su fe. Y esto es lo que hace que esta carta sea tan valiosa para nosotros.
Ha sido calificada como la más personal de todas las cartas paulinas. Al leer estas líneas nunca debe perderse de vista la lastimosa situación del Apóstol.
Las cárceles del mundo antiguo no eran precisamente demasiado humanitarias, la alimentación era miserable. Teniendo esto en cuenta, cabría esperar propiamente que en la carta hubiera una serie de quejas sobre los hombres, sobre la inseguridad del futuro, sobre la falta de libertad de la situación.
Pero no hay nada de esto. El autor de la carta entiende perfectamente su suerte desde la base de su fe cristiana y no se contenta con superarla, sino que la convierte en un magnífico testimonio de fe.
Se despliega ante nosotros la magnitud del esclavo de Cristo; pero una magnitud y una grandeza que no está lejos de nosotros, como algo inalcanzable, sino dentro de un contexto humano, como algo real, comprensible e imitable.
Los que tienen que sufrir, los que están sometidos a prueba por causa de la fe, encontrarán en el Apóstol doliente una digna norma de la fe.

Debemos localizar el lugar de prisión de Pablo, desde donde fue escrita esta carta, en Éfeso, la metrópoli de Asia Menor a orillas del Mar mediterráneo. Sólo ocho días de viaje separaban esta ciudad y Filipos.

La antigua opinión, según la cual Pablo escribió la carta a los Filipenses desde una cárcel de Roma pierde crédito de día en día.

 Comentarios de William Barclay y Siglo veintiuno.

 Aquí está hablando el gran corazón de Pablo. El estar él en la cárcel ha incentivado a la predicación del Evangelio.

Ese incentivo actuó de dos maneras. Estaban los que le amaban; y, al saberle en la cárcel, redoblaban los esfuerzos para extender el Evangelio para que no perdiera terreno por estar Pablo inmovilizado.

Sabían que la mejor manera de deleitar su corazón era hacerle ver que la obra no sufría por su lamentable ausencia.

Pero otros estaban motivados por lo que Pablo llama eritheía, y predicaban por sus propios fines partidistas.

Eritheía es una palabra interesante. En su origen no significaba más que trabajar por el sueldo. Pero si uno trabaja solamente por él sueldo no tiene la motivación más elevada.

No considera nada más que lo que pueda sacar para sí. De ahí que llegara a significar el espíritu mercenario y ambicioso que no hace nada nada más que para engrandecerse a sí mismo; y llegó a aplicarse a la política y a querer decir hacer lo que fuera para ganar votos.

Así llegó a describir la ambición interesada y egoísta que no busca más que encumbrarse sin prestar atención a los medios a los que tiene que rebajarse para obtener sus fines.

Así es que había algunos que predicaban a Cristo más intensamente aprovechándose de que Pablo estaba en la cárcel, porque esa circunstancia parecía ofrecerles una oportunidad enviada del cielo para aumentar su propio prestigio e influencia y disminuir los de él.

Aquí encontramos una lección. Pablo no sabía lo que eran los celos ni el rencor.

(*) Mientras se predicara a Cristo, no le importaba quién recibiera los honores o el prestigio.

No le importaba lo más mínimo lo que otros predicadores dijeran de él, ni lo enemistados que estuvieran con él, o lo mucho que le despreciaran, o que trataran de sacarle ventaja.

Lo único que le importaba era que se predicara a Cristo.

Es triste que Pablo tuviera que señalar que había algunos que predicaban a Cristo por envidia y contienda, por ambición egoísta, aun con el deseo de hacer las cosas más difíciles para sus prisiones. No conocemos las circunstancias.

Es claro que Pablo no desafía el contenido de la predicación, sino su motivación. Quizá se trataba de líderes de la iglesia en el lugar del encarcelamiento de Pablo antes de llegar él, y ahora estaban celosos de su reputación por causa de sus la bores apostólicas, y estaban decididos a superarlo y muy dispuestos a causarle angustia.

En lugar de retardar la expansión del evangelio, la prisión de Pablo ha creado nuevas oportunidades para dar testimonio, particularmente entre la élite del ejército romano. Esta experiencia ha estimulado a otros a predicar con mayor energía, aunque algunos por motivos equivocados. Pablo no tiene reproches contra esta gente porque su doctrina es correcta. Su reacción es completamente diferente

a la que exhibe contra los agitadores doctrinales que menciona en el capítulo 3.

La magnanimidad de Pablo, que aquí aflora, no debe ser calificada de tolerancia. No se trata de gentes que hayan difundido un error.

 La respuesta a la pregunta (1) ha sido dada por los comentarios que anteceden.

La respuesta a la pregunta (2) es: Sí, existen hoy pastores que predican la doctrina correcta pero lo hacen por su propio interés o beneficio monetario.

Pero aquí existe un riesgo, para el pastor y para su rebaño:

Cuando la doctrina es sana, pero la motivación no está en el amor de Cristo sino que está en la vanagloria y en la ambición personal del que predica, esto lleva  a procurar un aumento de la membresía empleando recursos aparentemente inocuos, pero que finalmente terminan convirtiendo la Sana Doctrina en un espectáculo teatral o peor aún en un aquelarre pagano.

Esta declinación de la Sana Doctrina, generalmente, comienza por los cambios en la música empleada para la alabanza y adoración. Se deja de lado Efesios 5:19  hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones;” el hermoso Himnario Bautista  se abandona como una pieza en desuso y peor aún:  con el objeto que los jóvenes se agreguen a la iglesia, se incorporan estilos de la era contemporánea como el heavy metal, el death metal, el screamo, así como el rap, el hip hop y el reggaeton, que son fuertemente desaprobados por sectores conservadores de la comunidad cristiana, que llegan a denunciar la aceptación de éstos como una forma de secularización que pervierte el carácter de consagración y santidad de la música.
El conocido ministerio "I'll be honest", por ejemplo, desaprueba la música con sonidos estridentes, distorsionados y violentos, considerando que no tiene lugar en el cristianismo.

Otro recurso para “captar público” es el de “alivianar” la doctrina; esto es: sin torcerla ni adulterarla, destacar más los aspectos positivos de la Fe, Dios es amor,  la salvación, la vida eterna, las bendiciones que recibe el creyente, etc. pero, por otra parte, no mencionar o disimular las dificultades de transitar por el camino angosto:

Mateo 7:14  “porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.”
Ni que hablar de algunos versículos tales como:

Juan 3:18  El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Juan 3:19  Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

 Otro versículo que algunos pastores prefieren no citar es:

Mateo 7:22  Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

Mateo 7:23  Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

También el tema del infierno prefieren suavizarlo porque lo consideran “espanta gente”.
Si tuviera que dar un ejemplo hoy de  pastores que predicaron la doctrina correcta pero lo hacen por su propio interés o beneficio monetario, citaría a Luis Palau.

Yo he comentado sobre este célebre evangelista en la nota aparecida en este mismo blog bajo el título “Los caminos de Luis Palau”, el 08-09-2013, donde recordaba el inicio de sus famosas “Cruzadas con Luis Palau” en las cuales se “respiraba” la Sana Doctrina.

Luego, música mediante, se fue produciendo la “metamorfosis” para llegar a los recitales multitudinarios de hoy donde cada vez hay más música y espectáculo y menos Biblia y Sana Doctrina. El mismo Palau reconoció que él prefiere no hablar mucho acerca del infierno.

Por lo visto, su mimetización con el mundo, le acarreó sus buenos beneficios económicos y su fama como predicador llegó a los lugares más alejados del planeta.

Pero no olvidemos que “sic transit gloria mundi” (así pasa la gloria del mundo) y al final de nuestra estadía en este mundo, habremos de comparecer ante el Tribunal de Cristo para dar cuenta de nuestros actos y allí tendremos la certeza si nuestra actitud agradó más a Dios o agradó más a los hombres.

Pero lo cierto es que mientras se predique la Sana Doctrina y el Evangelio Verdadero, no adulterado, deberemos decir junto con el apóstol Pablo:

 
Filipenses 1:18  ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún.

martes, 18 de noviembre de 2014

FORMAS DE PREDICAR UN MISMO EVANGELIO – Parte II


Por El Contendor


                                                         PABLO EN EL AREÓPAGO

El Apóstol Pablo, incansable en recorrer ciudades y kilómetros en sus viajes, predicaba el Evangelio con tal denuedo que lo llevó a sufrir prisiones y arriesgar su propia vida en estas misiones.

A pesar de su elocuente oratoria, no siempre eran bien recibidos sus sermones.

Por ejemplo recordemos el discurso de Pablo en Atenas:


 



 

 

 
Hchos 17:16  Mientras Pablo los esperaba [a sus compañeros] en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría.

Hch 17:17  Así que discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían.

Hch 17:18  Y algunos filósofos de los epicúreos y de los estoicos disputaban con él; y unos decían: ¿Qué querrá decir este palabrero? Y otros: Parece que es predicador de nuevos dioses; porque les predicaba el evangelio de Jesús, y de la resurrección.

Hch 17:19  Y tomándole, le trajeron al Areópago, diciendo: ¿Podremos saber qué es esta nueva enseñanza de que hablas?

Hch 17:20  Pues traes a nuestros oídos cosas extrañas. Queremos, pues, saber qué quiere decir esto.
Hch 17:21  (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.)


Nota:

El Areópago (‘colina de Ares’, deidad griega de la guerra, que corresponde al Marte romano), está situado a 115 metros de altura en una zona rocosa de Atenas, Grecia, y separado del Acrópolis por un arroyo.

Con ese nombre se conocía también la corte suprema compuesta por los patriarcas de la ciudad (“areopaguitas”), autoridades supremas en asuntos políticos y religiosos. También tenía mucha influencia en asuntos de educación. Es natural que semejante cuerpo tuviera interés en Pablo y en su nueva enseñanza.

Comentario Bíblico:

Parecería que, en general, Pablo tuvo menos éxito en Atenas que en ningún otro sitio. Era típico de los atenienses que lo único que querían era hablar; no querían actuar, ni casi llegar a ninguna conclusión. Les atraían las acrobacias mentales y el estímulo del paseo intelectual sin compromiso.

Hubo tres reacciones principales: (a) Algunos se burlaron. Les divertía la apasionada seriedad de aquel extraño judío. Se puede reducir la vida a un chiste; pero los que lo hagan se darán cuenta tarde de que lo que tomaron por comedia termina en tragedia. (b) Algunos aplazaron la decisión. El día más peligroso es cuando uno se da cuenta de lo fácil que es dejar las cosas para mañana. (c) Algunos creyeron. El prudente se da cuenta de que es de locos rechazar lo que Dios ofrece generosamente.

Se dan los nombres de dos convertidos. Uno fue Dionisio el Areopagita. Como ya se ha dicho, el Areópago estaba formado por no más de treinta personas; así que Dionisio debe de haber formado parte de la aristocracia intelectual de Atenas. La otra persona que se convirtió fue Dámaris.

La posición de una mujer en Atenas era muy restringida. Es dudoso que una mujer respetable se encontrara en la plaza del mercado, y menos en el Areópago. Es probable que se tratara de una conversión de una vida de vergüenza a una vida gloriosa y auténtica. Aquí tendríamos otro ejemplo de cómo llega la invitación del Evangelio a todas las clases y condiciones de hombres y mujeres

 

En Atenas, el politeísmo (la creencia en múltiples dioses) era común: la ciudad había sido «entregada a la idolatría» (v. 16). Estos filósofos pensaban que Pablo estaba propagando una religión de dos nuevos dioses: Jesús y la resurrección . Otros, sin embargo, acusaron a Pablo de palabrero: un charlatán o coleccionista de chismes e información falsa o un seudo-intelectual frívolo. Trágicamente, los super-intelectuales de la Colina de Marte no lograron ver en Pablo todas las cualidades que hacían de él un portador de la verdad.

 

El discurso de Pablo sigue así:

 

Hch 17:22  Entonces Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos;

Hch 17:23  porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio.

Hch 17:24  El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas,

Hch 17:25  ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas.

Hch 17:26  Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación;

Hch 17:27  para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros.

Hch 17:28  Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.

Hch 17:29  Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres.

Hch 17:30  Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

Hch 17:31  por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

Hch 17:32  Pero cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se burlaban, y otros decían: Ya te oiremos acerca de esto otra vez.

Hch 17:33  Y así Pablo salió de en medio de ellos.

Hch 17:34  Mas algunos creyeron, juntándose con él; entre los cuales estaba Dionisio el areopagita, una mujer llamada Dámaris, y otros con ellos

 

Comentario bíblico DV:

 

17.23 Pablo presentó al único Dios verdadero a estos hombres educados de Atenas; a pesar de que eran muy religiosos, no lo conocían. Hoy tenemos una sociedad "cristiana", pero para muchas personas, Dios todavía es desconocido. Necesitamos proclamar quién es Dios y dejar en claro lo que El hizo por la humanidad mediante su Hijo Jesús. No podemos suponer que aun los religiosos que nos rodean conocen en verdad a Jesús ni comprenden la importancia de depositar nuestra fe en Él.

 

17.30, 31 Pablo no dejó su mensaje inconcluso. Confrontó a sus oyentes con la resurrección de Jesús y su significado para la gente: bendición o castigo. Los griegos no tenían idea de lo que era el juicio. La mayoría prefería adorar muchos dioses antes que a uno solo, y la idea de la resurrección era increíble y hasta ofensiva para ellos. Pablo no escondió la verdad, no le importó lo que pensaran al respecto. Cambió su exposición a fin de que encajara en su audiencia, pero nunca cambió su mensaje básico.

 

17.32-34 El mensaje de Pablo motivó una reacción mixta: algunos se rieron, otros buscaron más información y un pequeño grupo creyó. No dude en hablar a otros acerca de Cristo porque tema que algunos no le creerán.

 

CONCLUSIÓN:

No espere una respuesta positiva masiva a su testimonio, aunque crean pocas personas, vale la pena el esfuerzo.

 
                                                                                             Continúa en ParteIII